PULSIOXÍMETRO

PULSIOXÍMETRO

Un pulsioxímetro es un aparato que permite comprobar la saturación de oxígeno en la sangre y el pulso de los pacientes. Su uso es muy simple ya que solo se coloca en un dedo de la mano para conseguir unos niveles que pueden ser vitales en una situación de urgencia. Nuestros pulsioxímetros son pequeños, ligeros y de consumo reducido. Consulta el modelo que mejor se adapta a tus necesidades.

Son económicos y fáciles de usar y económicos por lo que se pueden usar en el domicilio. Funcionan mediante un emisor de luz y un sensor que detectan los colores en la sangre, de manera que a más rojo, más elevada será la cantidad de O2. Si fuera al contrario, predominaría el color azul. La saturación de oxígeno en la sangre debe estar entre el 95 y el 100%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y su control es necesario para prevenir enfermedades cardiovasculares o respiratorias.