DESFIBRILADORES

DESFIBRILADORES

Cada vez son más las instituciones públicas y empresas que se deciden a colocar un desfibrilador de uso público para poder salvar una vida ante una parada cardiorrespiratoria. En España, su uso es obligatorio en los espacios públicos de siete comunidades autónomas, pero aún queda mucho por hacer.

Tipos de desfibriladores

Para los casos en que el usuario es una persona con un escaso entrenamiento, la mejor solución es colocar un desfibrilador semiautomático externo, pensado especialmente para acceso público. Es fácil de utilizar y práctico. Por eso, es perfecto para colocar en instalaciones de instituciones o en empresas que se unan a la iniciativa de colocar desfibriladores como seguro de vida.

Disponemos además de un desfibrilador de uso médico, destinado a personal especializado que necesita actuar de urgencia y sin supervisión ante una parada cardiorrespiratoria. Este tipo de desfibriladores están pensados para hospitales, centros de salud y residencias.