AYUDAS PARA EL ASEO

AYUDAS PARA EL ASEO

Ayudas para el aseo diario

El aseo diario es uno de los obstáculos con lo que se encuentran las personas con movilidad reducida que quieren mantener su independencia especialmente para aquellas que viven solas. Los productos de ayuda para el baño que tenemos disponibles conseguirán ayudar a mantener esa independencia, con la seguridad y la reducción del esfuerzo como principales metas.

Las alfombras anticaídas para ducha incrementan la confianza de las personas mayores porque evitan y previenen cualquier tipo de resbalones provocados por el agua, la humedad de la zona y el jabón. La superficie deslizante de bañeras y duchas dejará de ser un hándicap para que los ancianos se aseen sin ayuda.

Las limitaciones en las extremidades, ya sea por alguna lesión puntual o por dolencias crónicas, se pueden ayudar con accesorios como los cepillos para lavarse el pelo o el cuerpo. Este tipo de artículo consigue llegar allí donde tus brazos no lo permiten sin necesidad de hacer esfuerzos que puedan agravar tu dolencia.

Ayudas para el baño

Las sillas para ducha permiten asearse sin tener que permanecer ni un minuto de pie, con lo que las personas mayores no se cansan ni corren el riesgo de caerse. Disponemos de una gran variedad de asientos para baño, todos ellos de fácil montaje.

En ocasiones, un miembro escayolado puede poner en aprietos a la hora de bañarse a una persona que ha sufrido una lesión. Sin embargo, la solución es muy sencilla. Basta con adquirir uno de nuestros protectores impermeables para brazos y piernas

Si hay dificultades para introducir al usuario en la ducha, es muy útil contar con un lavacabezas. Tenemos modelos rigidos e hinchables que pueden colocarse donde sea necesario. Y para casos de movilidad reducida, nuestros higiénicos orinales aseguran la máxima discreción.