ASEO E HIGIENE

ASEO E HIGIENE

Mantener la seguridad en la ducha es muy importante, especialmente en casos donde una persona tiene movilidad reducida. Garantizar la seguridad es necesario para prevenir cualquier tipo de accidente. Para ello tenemos una gran variedad de productos para el Aseo e Higiene de ortopedia, que además de evitar problemas lo hacen con la máxima comodidad para el usuario en un lugar como es el cuarto de baño. Entrar en la ducha sin ningún riesgo, sentarse en el inodoro con total comodidad o poder cepillarse el pelo no deberían ser tareas incómodas o complicadas para nadie.

Sillas para la ducha

Para que la ducha puede ser un momento agradable para personas con movilidad reducida se puede conseguir una silla con ruedas que se adapte a la perfección a esta necesidad. Nuestras sillas de ruedas para baño están diseñadas para personas con algún tipo de lesión en las extremidades inferiores, por lo que necesitan entrar a la ducha o la bañera sentados. De esta forma de puede evitar el riesgo en el momento de entrar o salir de y pasar al WC con la posibilidad de que surja una caída. Tenemos modelos de sillas aptas también para entrar en piscinas adaptadas. Estas sillas se fabrican con materiales muy sencillos de limpiar y de mantener, creados para que el usuario no tenga ninguna sensación de frío y humedad al usarlas.

Estas sillas de ruedas con WC suponen a su vez una solución eficaz para personas con incontinencia o problemas para acudir con al inodoro de forma rápida. La silla tiene incorporada una cubeta con la posibilidad de adaptarla directamente sobre la taza del WC, por lo que se garantiza una total discreción. Algunos de estos modelos son aptas también para el baño.

Para casos más extremos existen camillas plegables que se pueden colocar dentro de la ducha y que se pueden recoger cuando no se están usando, ocupando muy poco espacio. Para los pacientes que pueden permanecer sentados y es sencillo introducirle en la bañera o plato de ducha tenemos otras soluciones, como los asientos abatibles y los bancos de bañera.

Asideros fáciles de instalar

En otros casos las personas mayores o con movilidad reducida que puedan presentar riesgos de caídas pueden necesitar asideros o elevadores de WC para seguir manteniendo su autonomía en el cuarto de baño. Una de las ventajas de estos productos es que no necesitan invertir en reformas, ya que existen multitud de productos fáciles de instalar, discretos y muy útiles. Los elevadores de inodoro son ideales para usuarios con dolencias en rodillas o caderas a los que les cuesta trabajo agacharse.